9.10.06

La sombra del gigante

No sabemos exactamente cómo ha ocurrido,pero lo cierto es que el mundo actual gira bajo la sombra de una gran potencia mundial que,a lo largo de la segunda mitad del siglo XX,ha llegado a erigirse en dirigente,en una especie de dictador que parece querer controlar la actividad del resto de los países. Me refiero,claro está,al gigante norteamericano, que en estos últimos seis años ha contemplado atónito como su hegemonía mundial comenzaba a destruirse con la misma facilidad que las figuras de arcilla.

¿Cómo empezó esta caída?Sin lugar a dudas,el máximo exponente (aunque trágico) no fue otro que el fatídicamente recordado atentado contra las Torres Gemelas (World Trade Center) de New York, conocido ya en los anales de la historia como "11-S".Fue en ese momento cuando se puso de manifiesto que aquella gran superpotencia que tenía (dicho mal y pronto) "acojonado" a todo el mundo, mostró una debilidad que antaño ninguno habríamos podido imaginar.El resultado fue dantesco: más de 2000 personas muertas bajo los escombros del símbolo de la riqueza norteamericana,la Guerra de Irak,la campaña contra Afganistán...

El gigante había sido herido y quería venganza. El ya tristemente conocido como "orgullo norteamericano" había tocado fondo y quería demostrar al mundo entero que aún era poderoso.¿Cómo? De la forma más primitiva: por medio de la fuerza.¿Se equivocaron? No soy quién para juzgarlos,aunque pienso que existen otros medios para combatir.

Actualmente, su comportamiento dista mucho de ser de culturas desarrolladas,pues consideran a todo el mundo (salvo a ellos mismos) como terroristas; prueba de ello son los exhaustivos controles contra ciudadanos extranjeros que están llevando a cabo los aeropuertos norteamericanos o,mejor dicho, los controles realizados sobre los pasajeros que tienen por destino EE.UU. Está bien eso de llevar un control sobre la entrada y salida de gente,pero un cuestionario con 38 preguntas sobre aspectos más o menos personales me parece excesivo. ante este comportamiento,yo me pregunto: "¿Deberíamos actuar y tratarlos a ellos del mismo modo?"

¿Qué ha quedado del 11-S?

6 comentarios:

Periya21 dijo...

Habrá que esperar a ver en qué desemboca todo esto.
Nunca me gustó ese estúpido orgullo americano, aunque habría que vivir allí para hablar con más propiedad; ¿o no?

Mavichi dijo...

Cierto es.
Nosotros somos tan sólo unos meros espectadores de este espéctaculo que se desarrolla en este gran escenario llamado "mundo".

Contemplamos,miramos,observamos... pero sin obtener realmente respuestas a tantos comportamientos dispares y a veces controvertidas.
Ante esta situación,mi mente tan sólo puede pensar en una paradoja que la Historia se está encargando de reafirmar:"Si queremos PAZ,debemos prepararnos para la GUERRA".

En este tema tan sólo puedo hablar como espectadora y desde un punto de vista bastante subjetivo;pero bueno.En cuanto consiga el cuestionario,me encargaré de remitíroslo.

Anónimo dijo...

Estados Unidos no ha perdido nada de su potencial, ahí estoy en desacuerdo contigo Mavichi. Estados Unidos sigue teniendo poder, poder duro y poder blando (soft and hard power), tal y como define el politólogo Joseph Nye.

Por ejemplo, desde nuestro pentium hasta la chorrada más zarrapastrosa que tengamos en casa tiene esa rúbrica inimitable de "made in usa", y así el "american way of life" nos va de joroba, eso sí, combinándolo con la dieta mediterránea, es decir, el gazpacho del McDonalds.

En definitiva, después de este pajote mental. Estados Unidos es omnipresente, porque siniestramente sus tentáculos alcanzan a todas las esferas...

Mavichi dijo...

No iban por ahí los tiros,pero te agradezco la aclaración.

No recuerdo quién expresó la siguiente máxima en estos momentos,pero,sin duda, EE.UU. ha demostrado que "es en los momentos de flaqueza cuando el ser humano manifiesta su más alta fortaleza" (o algo así :P ).Sin lugar a dudas,EE.UU. se encuentra en nuestras vidas de las formas más inverosímiles, y los servicios de investigación norteamericanos (camuflados bajo simples compañías de vuelo o de viaje) ya forman parte de nuestra rutina.Creo que es ahí,especialmente,donde demuestran que no han perdido su poder económico,tecnológico y (en otros campos) armamentístico;y, dicho sea de paso,también su poder logístico.

No obstante,en lo que al especto armamentístico se refiere,creo que existen algunos flancos que amenazan a EE.UU.,lo cual ya es preocupante,puesto que ya la mayor parte de los países desarrollados (o no) consideran esa capacidad como una fuerza.

En este punto,me posiciono a favor de la tesis que planteó Thomas Carlyle:"Es un error esencial considerar la violencia como una fuerza".¿Por qué la violencia en un caso así?Porque en toda guerra o conflicto (sea de las características que sea),la violencia es empleada como medio de defensa.Y,señores,eso es preocupante.

La mayor parte de los países consideran que en las guerras está la auténtica solución para todos los conflictos existentes;y no hablo sólo de la guerra en sentido estricto de la palabra,sino de las guerras personales de nuestros representantes,que se atacan violentamente por medio de la palabra y,en ocasiones,por actuaciones más o menos cuestionables.Todos están de acuerdo en que hay que solucionar los conflictos,pero (igualmente) todos,aunque prediquen la doctrina de la paz,actúan más o menos de forma violenta.

No tengo más remedio que acogerme a lo que ya en su día manifestó el español Pío Baroja: "Buscar la unanimidad por la violencia es labor baldía".Y es cierto,ya que la violencia acostumbra a engendrar violencia (Esquilo).

Periya21 dijo...

Opino que está en la naturaleza del hombre ser violentos, y aunque a priori pueda parecer descabellado, la guerra es el fin inevitable de ciertos intereses.
Y, bueno, yo que sé que más decir; en realidad no sé nada. Para qué hablar.

Mavichi dijo...

Ya lo había dicho anteriormente,pero me reitero: el hombre es un lobo para el hombre (Hobbes) y para conseguir sus objetivos,ataca a sus semejantes,a veces alcanzando fines desproporcionados.

Creo que,en el fondo,es imposible que lleguemos a conseguir el llamado "Estado del bienestar" (predicado en el campo de la Economía),pues éste no sólo se basa en el perfecto equilibrio económico entre países desarrollados y subdesarrollados,sino en la consecución de una paz que tan sólo parece ser un ideal.

Creo que antes de conseguirlo,habría que especificar un poco el concepto de "paz",algo que cada Estado concibe en función de su libre albedrío.

Si no estamos de acuerdo ni siquiera en algo tan trivial como dicho concepto,¿por qué predican los dirigentes la doctrina de la paz y actúan confiados en el poder logístico?Que alguien me lo explique.