24.3.09

Duele...

Duele mucho... tal vez más de lo que soñaba... de lo que recordaba... de lo que imaginaba...

Duele porque siento... siento porque me duele...

Duele sentirse sólo... duele que no estén para tí... duele estar para todos...

Doy... doy mucho... tal vez más de lo que imaginéis... Tal vez más de lo que creáis...

Pero no doy con grandes muestras... No doy de cara al público... No doy exaltando mi vida y milagros...

Doy en la sombra... doy en el silencio...

Y en el silencio permanezco... en el silencio me duelo... en el silencio lloro...

¿Vale la pena llorar? Puede que no... Puede que no merezca la pena llorar... puede que no valga de nada lamentarme... Pero llorar ayuda... ayuda a desahogarme... ayuda a descargarme de este lastre que llevo conmigo...

Y es que a la hora de la verdad, en medio de todo dolor, estaremos sólos... Por más palabras bonitas que digan lo contrario...

Hoy siento... Hoy me duele... Hoy lloro...

El mayor dolor es el que se sufre sin testigo... No hay duda...

1 comentario:

Xexi Gurgury dijo...

Muchas veces me he sentido así. Te desahogas... pero siempre queda una úlcera del dolor, ahi... ahi donde el cuerpo deja de ser materia y se convierte en lo espiritual.

Un beso y ánimo, guapa