20.10.08

Rurouni Kenshin: Seisouhen (El final)


Todo principio, tiene un final; toda historia, tiene un final, que suele finalizar con la muerte, más o menos trágica, del protagonista.

En el caso de Kenshin, esto no es una excepción: tras una vida dedicada a ayudar a los demás, y cuando parecía que había encontrado la paz junto a Kaoru y su hijo Kenji (idéntico a él en todo), decide iniciar un nuevo viaje para ayudar a todos aquellos que caigan heridos en la guerra chino-japonesa de finales del siglo XIX. El personaje de Kenshin dista mucho de áquel que conocimos a través de las primeras OVAs y del anime: es un hombre atormentado, sin ilusión por la vida, y sumido en una honda tristeza, incapaz de expresar sentimientos y muy lejos de aquel personaje entrañable que conocimos por medio del manga y el anime.

Kaoru, por su parte, también dista bastante de aquella jovencita enérgica que conocimos en el manga y el anime, dando paso a una mujer triste, apática, que va cada día al puerto en espera de que su marido regrese, y ponga fin a una vida de constantes ausencias. Una mujer que se ha visto abandonada por su propio hijo (Kenji Himura), el cual ha decidido aprender la técnica que hizo famoso a su padre en vida, la técnica que le posibilitó asesinar a tanta gente.

A lo largo de estas dos OVAs, iremos encontrándonos con conocidos personajes de la serie, tales como Sanosuke (exiliado en Mongolia), Yahiko (que vive con Tsubame y se ha convertido en un experto kendoka) y Megumi, que se ha abierto paso como doctora.

Las OVAs transcurren en un continuo flashback que rememora los combates más memorables de la serie y hacen hincapié en un un hecho que en el manga no aparecía: la enfermedad que sufre Kenshin (que posteriormente transmite a Kaoru, por expreso deseo de ella misma), por la cual su cuerpo se irá deteriorando poco a poco, hasta morir.

Tras una serie de peripecias que harán que se nos encoja el corazón en el momento final, Kenshin logra llegar a Kyoto y logra llegar malherido junto a Kaoru, quien lo recibe llamándolo por su verdadero nombre: Shinta. Mientras Kaoru le cuenta lo que ha sucedido durante su larga ausencia, mientras contemplan los cerezos en flor, Kenshin muere recostado en su regazo, con una sonrisa en sus labios; la cicatriz en forma de cruz ha desaparecido... sus pecados han sido perdonados.

Este final, no autorizado por Watsuki y diferente al que el autor concibió en el manga, provocó múltiples quejas por parte de los aficionados, quienes consideraban que Kenshin se merecía un final feliz. Por otro lado, pese a un estilo muy cuidado y a un dibujo más realista que el del anime, la realización de estas OVAs no satisfizo a los "otakus", pues consideraban que carecían de los niveles de acción que la serie merecía.

En todo caso, unas OVAs que merecen ser vistas y comentadas; tal vez no sea el final que Kenshin mereciera, pero sí se trata del final más realista que podría habérsele dado. Conmovedora, es la palabra...

6 comentarios:

Cheto dijo...

Pues la verdad es que ni sabía que había dos OVAs sobre el final de Kenshin, así que me imagino que ha sido un poco spoiler XD pero no pasa ná, además, el post está mu bien ^_^

Aunque quizá no gustara mucho a los "otakus", creo que siempre puede estar bien darle un giro a una serie en las OVAs, y por lo que has comentado de ellas pues es lo que dices, que son un final más realista a la historia y que puede llegar a conmover cuando se ven.

Pues nada, una cosa más a añadir a la lista de animes y cosas que has visto y yo no :P que la verdad es que ya se está haciendo bien grande XD

Diego dijo...

Yo creo que después de una serie tan larga la gente esperaba un final feliz (que en cierta medida no deja de serlo) y sobre todo más épico. Este es un final muy humano, romántico, sin apenas acción.
Quizás personajes como Kaoru si están bastante cambiados y rompen un poco con su personalidad el resto de la serie, pero el resto sí que me resultan muy en la línea de lo que han sido en el anime.

A mí me gustó, lo que pasa es que es agridule :S

Luis Zapico dijo...

Pues a mi no me gustó, de hecho estoy bastante decepcionado, no lo voy a interpretar como el final de kenshin de ninguna de las maneras. Una OVA está muy bien que cambie la actitud del personaje pero debe tener algún razonamiento lógico, en las primeras, Kenshin tenía otra personalidad... pero era un jovencito atormentado desde niño y un jovencito que se quiso sacrificar con el hiten mitsorugi para salvar o decantar una época convulsa de Japón. En el ánime empieza desde otro punto de vista, cambió su actitud, cambió su talante y era afable y encantador. NO HAY MOTIVOS DE PESO para devolverle a su época de niñez, no hay motivos de peso para hacerle viajar por medio mundo. Siempre me joden aquellas series que más me gustan, y esto para mi fue una cagada en toda regla. Como no es el final oficial prefiero un Kenshin sin final a un Kenshin con ESTE final. ¿Tierno? Sí, humano? también, conmovedor? pues también, pero coherente, no.

HadaApasionada dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
HadaApasionada dijo...

Fue un final que deteste totalmente...

Anónimo dijo...

Mi favorita es la de Tsuioku-hen,es más conmovedora y me saca lagrimillas cada vez que la veo...esta no está mal pero la animación a pesar de ser "más nueva" que la anterior me entristece y creo que no se merece un final así tan deprimente. Las 2 me gustan,no por igual porque le tengo mucho cariño a la primera OVA,incluso en el anime hay un extra para conmemorar la serie en donde se muestra a Kenshin y Kaoru con Kenji pequeñito,es curioso de ver ya que el anime solo termina con un final un tanto gracioso. Por cierto ¿alguien se ha visto los Live-Action? XD