30.5.08

31 de Mayo: La Visitación


"Mira, también Isabel tu pariente ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios"
(L. 1, 36)
"Se levantó María y se fue con prontitud, muy de prisa a la región montañosa" (Lc. 1,39)
"Tan pronto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su vientre e Isabel quedó llena del Espíritu Santo" (Lc. 1,40).
"Y exclamó Isabel en alta voz: ‘Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre. ¿De dónde a mí que la madre de mi Señor venga a visitarme? Apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo saltó de gozo el niño en mi vientre’" (Lc. 1, 45).

Os habréis asombrado un poco por el hecho de que, por primera vez en la historia del blog, introduzco ciertos pasajes del Evangelio según San Lucas. Más concretamente, nos referimos a uno de los llamados Misterios Gozosos de la vida de Jesucristo, al segundo: la Visitación de Nuestra Señora.

Podría comenzar a deciros lo que significa este Misterio en el seno de la Iglesia católica [
" Desde este instante de la Visitación María quedó constituida en “Canal inmenso” por medio del cual la bondad de Dios envía hacia nosotros las cantidades más admirables de gracias, favores y bendiciones"]; podría centrarme igualmente, desde el punto de vista del santoral, en decir que se trata de una de tantas onomásticas que se encuentran esparcidas a lo largo del calendario; podría deciros también que se trata del último día del mes de la Virgen.

Pero sería un poco papel mojado...

Todos sabéis que llevo ese nombre, que me llamaron así por un claro capricho de mi abuela (la cual decía que "el nombre moriría con ella"), y durante mis primeros años de vida, la verdad es que el nombre no me gustaba para nada y pensé que me fastidió un poco en algunos momentos (cosas de críos). Pero a medida que ha ido pasando el tiempo, he sabido convivir con este nombre, siguiendo un consejo que me dio mi madre hace ya casi 20 años: "un nombre no hace a las personas, las personas hacen a los nombres".

Y es bien cierto...

Muchos significados se le han dado a este nombre que a día de hoy luzco con orgullo, un nombre que me ha acompañado y que, a día de hoy, lejos de verlo como un nombre demasiado grande para alguien como yo, demasiado pequeña, pienso lo veo como algo sin el cual yo no sería realmente yo; un nombre que se ha adaptado a mí y no al contrario.

Todos los 31 de mayo, recuerdo esas palabras que el Padre Luis, un cura amigo de mis padres al que tengo mucho cariño, me dedicó para mi Primera Comunión; unas palabras que a día de hoy sigo recordando y tengo grabadas en mi corazón:

"Hace tiempo, Dios quiso bendecir a tus padres con una niña pequeñita, muy pequeñita, cuya llegada fue como un rayo de Sol a sus vidas... Te llevaron los ángeles...
Los visitaste... Y como tu visita fue un regalo para sus vidas, te llamaron
María de la Visitación
..."


Y en honor a esa visita, en honor a ese bebé que llegó a la vida de mis padres, a ese bebé que los visitó un día, se me impuso tal nombre... El recuerdo de una visita...

2 comentarios:

Gurgury dijo...

Felicidades bixo! Tenemos que celebrarlo después de las oposiciones...okeis?

Lo bueno de tu nombre es que queda muy bien en los títulos oficiales.

Diego dijo...

Son las personas la que acaban dándole valor a los nombres. Sin ir más lejos el nombre de Jack suena muy distinto si hablamos de Jack Sheppard que si hablamos de Jack el Destripador, claro jujuju

Lo que dice Ceci también es verdad XDDD