15.9.08

Encuentros esperados y adioses


"A lo largo de nuestra vida, nos enfrentamos con multitud de situaciones más o menos controvertidas, situaciones que nos encaminan hacia un futuro que poco o nada tiene que ver con áquel que un día concebimos amparados por nuestros sueños e ideales juveniles. Puede ser por un cambio en nuestra mentalidad, puede ser por la consabida maduración de nuestros pensamientos, pero también puede ser por las personas que nos rodean en un determinado momento de nuestra vida... Las prioridades cambian, los caminos se entrecruzan, los pasos se realizan paralelos... Y no caminamos sólos...

Caminamos con gente que nos apoya, que nos quiere; que desea seguir caminando en pos de conseguir una meta que parece oculta en los misterios de la noche, en los confines del tiempo.


Son encuentros que marcarán para siempre nuestras vidas: encuentros con personas a las que conocemos; encuentros con personas a las que hacía tiempo que no veíamos pero que constituyeron, en algun momento, un pilar esencial en nuestras vidas; encuentros con desconocidos que, puede que nos marquen de una forma más o menos esencial...
Encuentros, al fin y al cabo, pues son los encuentros los que determinan los pilares de la amistad, la base de las relaciones. El hecho de encontrarte cara a cara con una persona que puede serlo todo en tu vida, el hecho de encontrar a personitas que pueden jugar un rol importante en tu vida...

Pero los encuentros también tienen un aspecto negativo: el momento del adiós. Quizás, lo más dramático de la vida sea el hecho de decirle adiós a una persona; aunque sepas que volverá a tu vida, siempre es difícil decir adiós. Quizás sea por eso que yo jamás me limito a despedirme de las personas con un mero "adiós", sino con un esperanzado "hasta luego", puesto que manifiesta mis deseos de volver a ver a aquel que se va, resistiéndome a que el simple hecho de una partida pueda simbolizar un final.
Decir adiós, es el inicio de un final, el final de un camino, el final de una relación, el final de una etapa... Decir adiós, no es más que un mero trámite; en mi caso, un trámite de despedimento total de la persona destinataria.

Por eso, hoy no quiero decir adiós a aquellos que han encaminado sus pasos hacia lejanas tierras, siguiendo una meta, un objetivo; siguiendo la estela de su felicidad. Hoy, simplemente, me despido con vosotros con un...

"Hasta que volvamos a vernos"

Por un hatillo de ilusiones cumplidas."

P.D.: Dedicado a Tere, Pedro y Nacho, que escapan de la rutina para encontrarse a sí mismos, en un viaje de crecimiento personal y en busca de un sueño.

6 comentarios:

Cheto dijo...

Tres oles por los que se van, para volver siendo aún más grandes!

Ole, ole y ole!!!! ^_^

Diego dijo...

¿Más grandes, Cheto? No quiero que vuelvan hechos unos Titanes!

La despedida es dolorosa, por supuesto, y por muy bien que se lo pase uno en este tiempo la soledad le pesa. Pero aprender a convivir con ella te da la oportunidad de aprender mucho sobre los demás y sobre uno mismo!

Yo habría puesto los nombres enteros (Tere, Pedro y Nacho) para que no dejen lugar a la duda de que son ellos XD.

Abrazos explosivos. Pum!

Mavichi dijo...

Deseo concedido!! Actualizado, listo y mocket :P

Ghaneroth dijo...

Volveremos hechos hombres de bien (incluso Tere xD).

Gracias por el post Mavi! Nos volveremos a ver muy pronto

Sentinence dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sentinence dijo...

Hola! Siento no haber comentado antes pero es que he tardado 2 días en que me pongan internet :(

Muchas gracias por el post Mavi ^^. Pronto os daré noticias de mi viaje en Boquerones... Ahora sigo liada con papeleos y demás enseres, asi que no he podido disfrutar de la ciudad :S

Volveré hecha un hombre de provecho, ya me estoy dejando el pelo de la barba!