10.9.08

La Conjura de El Escorial


Nueva película de tintes históricos, nuevamente ambientada en la época de mayor esplendor para la monarquía española: el reinado de Felipe II, del cual se decía que "en su reino nunca se ponía el Sol".

La noche del 31 de marzo de 1578, unos embozados asesinan a espada a Juan de Escobedo, secretario de don Juan de Austria, hijo bastardo reconocido de Carlos I y hermano de Felipe II. A raíz de su asesinato, se desarrollan una serie de investigaciones que señalan como culpables a personajes principales de la Corte del monarca español, sita en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

Hasta ahí, todo bien, pues, como buena película de género histórico que se precie, relata unos hechos que tuvieron gran importancia en la historia de España, pues del buen resultado de tales, dependía la marcha de los acontecimientos, en favor de Guillermo de Orange y en detrimento de don Juan de Austria. Los cabecillas, don Antonio Pérez, secretario real; y la siempre enigmática Ana de Mendoza, princesa de Éboli, mujer de gran belleza que supo atraerse como nadie las atenciones de la época, tanto por su presencia (su parche era caraterístico), como por sus actuaciones y sus confabulaciones.

En una época en la que las aventuras amorosas están a la orden del día en una Corte en la que los bailes y las fiestas eran la nota discordante en medio de las tramas guerreras, sobresale una: la habida entre Antonio Pérez y la princesa de Éboli. No obstante, a día de hoy se desconoce si la relación entre ambos pudo estar realmente fundada en el amor (cosa que, en todo caso, no fue mutuo), o si realmente se debía a razones políticas o, en cado de la princesa de Éboli, para buscar apoyo masculino, tras la muerte de su marido.

Ya centrándonos en la película, creo que no se ha tratado el tema demasiado bien, al no tratar los hechos con la profundidad que se merecían, además de las opostunas incorrecciones históricas. Para quien sabe un poco de la historia, la película se calificaría de "pasable", aunque, eso sí, mejorable.

En breve, un poco más sobre la princesa de Éboli.


4 comentarios:

Cheto dijo...

Por mi parte, ya que no conozco tanto de los acontecimientos históricos como puedes conocer tú, pues la peli no estuvo mu mal del todo. Una historia de intrigas en la corte y trapicheos por doquier :P

Eso sí, la escena de la batalla del instructor y el alguacil es una palanca de dimensiones memorables XD parecía una película de Bud Spencer!!

Lo que moló sobre todo es ver en la peli los sitios por los que habíamos pasado nosotros hacía muy poquito, durante nuestras vacaciones en Toletum ^_^

Diego dijo...

Tendría que ver esa escena, Cheto.

Mavi, a lo mejor los creadores pensaban que "la historia no es divertida" e intentaron obviarla un poco y meter un par de palos por aquí, algún retoque misterioso por allí, una tetilla por allá...

Mavichi dijo...

No es que la obvien, mano; es que se la cargan enteraaaaaaa!!!

Como bien dices, entienden que es mejor colar como colofón final una imagen de Julia Ormond en pelota picada, luciendo su cuerpo (perfectamente depilado) en todo su esplendor.

Viva la industria del cine

Gurgury dijo...

Pero si Felipe II era extracatolico y solo se dedicaba a rezar el rosario y a casarse por razones de Estado.
Como me puedo creer que la Princesa de Éboli era la amante de Felipe II??????

Esta es la típica peli que se gastan el presupuesto en vestuario y en actores extranjeros que terminan siendo doblados con acento raro.

No la veais o si lo haceis... disfrutar de los trapitos caros