5.5.07

El Palmar de Troya

Ya hacía tiempo que había oído hablar de esto, pero ayer, por primera vez, me entretuve en buscar información sobre esta "secta" (calificada así por muchos círculos católicos): la Iglesia Católica Palmariana.La cuestión en sí me dejó rayada: un señor (Clemente Domínguez) dice haber sido testigo de una aparición mariana en el Palmar de Troya (comarca sevillana), la cual le dijo que fundase una nueva vertiente escindida de la Iglesia Católica y se desvinculase de los Papas actuales. Nada más fácil, el hombre fue ganando adeptos y entre todos construyeron una catedral que albergase la citada nueva fe; pero eso no es lo más alucinante: Clemente Domínguez, quien sufrió diversas estigmatizaciones ( de esto, hay algunos que se cuestionan un posible milagro), se autoproclamó a sí mismo en 1978 como nuevo Papa, bajo el nombre de "Gregorio XVII". Es más, lo argumentó diciendo que la Iglesia Católica actual estaba siendo dirigida por masones.


La cosa no quedó ahí: el hombre sufrió un accidente de coche que le hizo perder la visión; más concretamente, perdió las cuencas oculares. Pero él seguía manteniendo que la Virgen del Palmar Coronada le devolvería la visión. No obstante, su muerte aconteció en el año 2005 mientras celebraba la misa en estado de trance y no se tuvo noticias de que recuperase visión alguna. Y así, un nuevo Papa surgió en el Palmar con el nombre de "Pedro II" (Manuel Alonso Corral).


Lo que más raya, es que durante su pontificado el Papa Clemente o Gregorio XVII canonizó a ciertos individuos relevantes en la historia de España (sentaos, porque es muy fuerte la lista de canonizados/nuevos santos):
1. San Francisco Franco
2. San José Antonio Primo de Rivera, mártir
3. San Cristóbal Colón
4. San (Don) Pelayo
5. San Carrero Blanco
6. San Cardenal Cisneros
7. San Calvo Sotelo, mártir
8. San Monseñor Josemaría Escrivá de Balaguer

Y eso no es todo, también hubo excomulgados, de entre los que se pueden destacar al Rey Juan Carlos I, al Papa Juan Pablo II, a la Iglesia Católica en su conjunto y (agarraos los machos) a todos aquellos que hubiesen visto Jesucristo Superstar.

En fin, algo que me ha dejado rayada y que creía que era un tema que debía tratar.

5 comentarios:

Antonio dijo...

Año 2007. Cierre del Limbo por el Vaticano. El Papa Clemente, Boris Yeltsin y Kennedy se encuentran en la puerta del cielo. San Pedro va y les dice:

- Anda, un hereje, un comunista y un capitalista. Pues sólo puede pasar uno, así que va a entrar al cielo el que haya tenido una muerte más surrealista. Y como el Bene nos ha cerrado el Limbo, los que no entren va de cabeza al infierno.

Toma Kennedy la palabra:

- Mira Pedrín, resulta que yo estaba en mi despacho y sospeché que la parienta me estaba poniendo los cuernos. Llego allí y veo como alguien se cuelga de la ventana, así que le aporreo los dedos para que se mate. Y por si acaso, cuando estaba todo despachurrao en el suelo, voy y le tiro el frigorífico encima para rematar. Y luego me arrepentí tanto que me fui a Dallas a que me dieran un tiro.

Turno de Yeltsin:

- Pues nada, que estaba yo asomado a la ventana y de golpe veo como un frigorífico que cae del piso de arriba me da en todo el cogote. Infarto al canto y casco.

Turno del Papa Clemente:

- Puf, pues la versión oficial es que yo me morí mientras daba misa pero en realidad estaba en pleno fornicio con mi amante. Pero de repente llegó el marido y me escondí en un frigorífico. Y luego ya no sé lo que pasó.

PD: No intenteis buscar una relación espaciotemporal entre Kennedy, Boris Yeltsin y el Papa Clemente; no tiene sentido

Diego dijo...

Me gusta que excomulgase también, del tirón, a todos los que hubieran visto Jesucristo Superstar, siendo cristianos o no. Si hubiera aguantado un par de años más el loco este seguro que hubiera hecho lo propio también con los que hubieran visto La Pasión de Cristo.

También me imagino al rey o a Juan Pablo II, recién levantados, comiéndose los crispis mientras leen en el periódico (el QUÉ! sería el propio para dar una noticia tan chorra) que han sido excomulgados. ¡Vaya caritas!

Antonio dijo...

Y profundizando un poquito más en la Iglesia Palmeriana (no sé porque lo pongo en mayúsculas, la verdad), tienen costumbres muy curiosas. Las mujeres han de entrar por una puerta diferente a los hombres, cada uno tiene su localización dentro de la basílica y no se pueden mezclar unos con otros. Y lo más gracioso es que tienen a un viejo en la puerta (no de la basílica, sino del recinto) que actúa como portero, de forma que si no eres palmeriano y le das una propinilla te deja pasar. Todo esto se veía en un reportaje de investigación de estos que hace Tele5 para llenar programación y curioso es...

Mavichi dijo...

Yo,de hecho, vi ese reportaje y me quedé muy rayada.

En el mismo, se decía que en la actualidad la Iglesia Palmariana no contaba con fondos financieros que les permitiesen sobrevivir adecuadamente (baste decir que del centenar de curas y monjas con los que contaban, algunos han muerto por inanición y enfermos). Increíble...

Pero también raya mucho la historia del Papa Clemente: cuando era pequeño, su propia madre, en vez de animarle para jugar al fútbol y todo eso, le hacía trajecitos para que oficiara la misa con sus amiguitos y lo impulsaba a que afirmase firmemente su doctrina.

Muy fuerte...

Antonio dijo...

Y se nos está olvidando una cosa: el Papa Clemente "animó" (no se me ocurre otra palabra) a los sacerdotes palmerianos a perforarse el glande con una argolla (ni idea el sentido de hacer semejante cosa). Pero lo fuerte es que los muy subnormales le hicieron caso y parte de los 200 "ministros" de la iglesia palmeriana tuvieron que ser atendidos de urgencia en varios hospitales.

Efectivamente, muy fuerte...